sábado, 24 de septiembre de 2016

DIARIO DE UN AMOR


La mentira es un pocito ciego donde caemos los que tenemos sed...

Mi querido desconocido:

No termino de entender por qué. A todo lo que da, despliego mis emociones, mis brazos y hasta este puñaito que me queda de consciencia.
Si yo hubiese querido dolerle, le hubiese amado a medias, como se ama el mar desde la orilla, sin enfrentarse a sus iras, sin afectarle sus mareas...
Si usted hubiese querido amarme señor, hubiera prendido en mis tormentas de la misma manera que yo gasté mi oxígeno en su respiración: por pura inercia.

Pero fui yo quien quiso amarle y fue usted quien me dolió.
Mi mentira fue creerle; su verdad, mi única opción.

Pd: El pozo estaba llenos de veneros.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Hay quienes creen que en unos ojos idos sólo hay nostalgia, que un cuerpo erguido es una falsa postura ante la vida; creen que un solitario es un alma muda y que un soñador es quien vive dormido... Y que el resto, son "normales"... Y que en esa normalidad la vida pasa como debe...

¡Qué catástrofe delimitarse, definirse y hasta vivir "como es debido"!
En mi normalidad, la vida pasa como quiero.


Yo que no creo en el destino, la casualidad a veces me pone a punta de pistola. Y sí,  quizás deba aceptar que todo pasa por algo, pero me niego a pensar que crecimos libres para andar un camino predeterminado. Si acaso no somos dueños de nuestra vida, al menos, inquilinos con los recibos pagados...

lunes, 5 de septiembre de 2016

Somos su reloj de arena...

De verdad que no sé a qué hora se levantan las mañanas. Pero no llores, estarán contigo cuando puedas verlas. Como estuvieron conmigo. Y se hace oscuro el día apenas comienza, lo sé. Pero no llores... ya te digo que se puede vivir a tientas; se puede vivir de cualquier manera. Y despiertas en el vacío, y creces en la tristeza, y te haces eco del silencio que te habita a todas horas y quieres irte... ¿De dónde? ¿Hacia qué lugar? Y no existe respuesta. Pero no llores, porque es la vida quien un día te da la vuelta y te miras del revés. Y del revés, vuelves a ser lo que eras.

viernes, 26 de agosto de 2016

Proposiciones...

- Deja que te vea.  
Yo no sé decirte, pero cuando pasas se me alegra el alm a , me tiembla el cuerpo y merece la pena el día; y no sé por qué.
¡Anda, dé jame verte, deja que me acerque a ti! Tú sabes... acariciarte las manos, mirarte a los ojos y si acaso, algún beso de viejo...

Pero qué altiva la juventud, creyendo insolente a la experiencia viva. Como si los años encerraran sólo desesperanza y olvido. Qué ingratitud pensarse un deseo inalcanzable, pudiendo ser el motivo de un sueño.

Quizás no deba cambiar la historia, pero tampoco el camino..

miércoles, 24 de agosto de 2016

Hace unos días soñé que mi vida era una mentira y yo no lo sabía. Y sentí tanta angustia que lo llamé pesadilla.
Después descubrí que había más verdad en mi sueño que pesadilla en mi mentira.
Y es que quizás el miedo está siempre dormido en la inconsciencia, porque soñar despierto no es tenerle miedo a la vida, ni cerrar los ojos y querer vivir, es siempre una mentira.

martes, 23 de agosto de 2016

Ellos: momentos...



Al caer la tarde, mis dedos se pasean por el tejado. Escucho a Chopin, miro al frente y dejo fluir tanto que esconde el día... No importa dónde vayan, ellos se saben libres para decir, para acariciar... Ellos se saben de cristal templado al caer la tarde.
Transparentes pegotes vivos, enganchados a un piano que trae cola... el resultado de la palabra sin filtro, del café sin endulzar; el resultado de haber amado toda la noche sin medida y de haber medido cada instinto durante el día.
¿Qué importa quién amaneció conmigo? En las horas que acompañan mis mañanas se visten mis manos de carencias estudiadas, de maneras permitidas, de morales frecuentadas... Después, se retuerce el alma y se desnuda el cuerpo de intriga... Después, me acompaño las ganas de estar sola con las de estar viva.

jueves, 18 de agosto de 2016

Esta Noche.

Espérame esta noche.
Sabré amarte en todos los idiomas
y en ninguno querrás calmarte.

Resérvame los cuartos de tus horas,
traguémonos el tiempo y la arena...
yo perderé las medias por ti.

Y acércame un segundo a tu boca.
Me gusta suspirar despedidas
donde nunca crecerá el olvido.

Aliéntame esta noche contigo...

 

¡Vérsate conmigo!

No rimes conmigo si no quieres
pero versa cada espacio en que me tengas
y yo haré de tu vida poesía.

Deja que nos lean entre líneas...
Deja que seduzca con mis versos
esos miedos que te paran la locura
de quemarte en este fuego;

éste, que provoca la escultura
de tu cuerpo con mi cuerpo.

No detengas las caricias de mi boca,
porque a cada poema que recito
se envenenan de dulzura
el canal que en nuestras venas
queda escrito...

miércoles, 17 de agosto de 2016

A mi manera...

Señor:

No me pregunte por qué. Sólo sé que debe estar. Y le diré más: estará aunque no  esté.
Y a  mi manera, siempre a mi manera, le tengo en cada amanecer. Y usted, se queda...
Lo hago con mis manos, con mis ganas, con mi espera, señor... a mi antojo... Y usted se deja.
Le gusta acompañarme, ¿verdad? Le gusta quedarse en mis tragedias,  en mis paseos y en mis delirios... Le vuelve loco ser el dueño de todos mis caminos.

Recuerdo su risa, señor, y la mía, y aquel saquito de alfileres que intuía sólo para otros... ¡Cómo duelen!  Se le escurrieron de los dedos, ¿verdad señor? Cómo dolieron...
Quizás no imaginaba que en mi piel serían de acero frío. Me quemaba dentro...

Y me dejó vagar... Olvidó decir que  amarme no sería su destino.
Y dígame ¿cuál era el mío?

Hoy sólo quiero bailar. Por favor, baile conmigo...